Empresas

 

La Economía del Bien Común es un movimiento que se inicia desde abajo hacía arriba. Empieza por el individuo, que desea en su entorno unas relaciones que fomenten la convivencia, la participación, la confianza. Los individuos desean que estos valores que hacen florecer las relaciones, sean los criterios que dirijan la conducta de las empresas en sus relaciones económicas, y que estos mismos criterios sean en los que se basen las administraciones locales para fomentar la actividad económica en su ámbito territorial. El conseguir estos objetivos nos llevaría al siguiente punto, condicionar las políticas estatales e internacionales hacia otro modelo económico alternativo, cumpliendo de esta manera lo que se recoge en muchas Constituciones occidentales, que la economía debe ser un instrumento que sirva al Bien Común.

Para conseguir este objetivo, la implicación de las empresas es un punto clave. El movimiento de la Economía del Bien Común surgió, entre otras cosas, porque existía un conjunto de empresas que demandaban otros criterios a la hora de valorar el éxito empresarial, en el que aspectos como la colaboración, la cooperación, el respeto al medio ambiente o a los derechos humanos, fueran tenidos en cuenta a la hora de posicionar sus productos en el mercado. En el año 2010 eran 15 las empresas que iniciaron esta aventura. Hoy son más de 3000 las empresas que de un modo directo o indirecto están colaborando en todo el mundo con el fomento de esta alternativa económica más ética y justa.

En Gran Canaria existen numerosas empresas que, antes de que surgiera el movimiento, ya actuaban y se regían por unos valores más sociales y ecológicos, fomentando el Bien Común en el contexto geográfico y social donde realizan su actividad. La Economía del Bien Común no ha hecho más que dar un nombre y un sentido a estas actuaciones. Todas ellas, de forma más directa o indirecta, están participando activamente en un cambio de valores necesario para crear un futuro más sostenible en nuestra isla. Estas empresas están contribuyendo al proyecto del Bien Común en Gran Canaria, fomentando en sus actividades unos valores más sociales y éticos, ofreciendo su experiencia y su trabajo como base indispensable para construir entre tod@s un modelo económico que ponga el acento en las personas y en su entorno.

Las empresas que de un modo directo o indirecto están participando en la Economía del Bien Común en Gran Canaria son las siguientes:

- EMPRESAS AUDITADAS SEGÚN EL BALANCE DE LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN (3ª Semilla):

                    

 

- EMPRESAS REALIZANDO EL BALANCE INDIVIDUAL (1ª Semilla):                                          

                                 

             

 

- EMPRESAS COLABORADORAS